Asesoramiento legal: delitos contra la seguridad vial

A pesar de que normalmente se identifican los delitos con conductas extremadamente graves, llevadas a cabo por quienes tienen tendencias delictivas, y no por la mayoría de las personas, sin embargo, también es posible encontrar determinados delitos que, por sus características, son susceptibles de ser cometidos por cualquiera.

 

Un buen ejemplo de ello podrían ser los delitos contra la seguridad vial, sobre todo si tenemos en cuenta el gran número de vehículos matriculados en nuestro país y el elevado índice de ciudadanos que poseen un carné de conducir. El imparable crecimiento de la circulación automovilística, con el consiguiente incremento de fallecidos y lesionados en las carreteras que eso ha ocasionado, ha supuesto un endurecimiento progresivo de ciertas conductas relacionadas con la conducción.

 

DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD VIAL

 

De ahí que sea muy habitual conocer a alguien que ha tenido problemas con la justicia por conducir bajo los efectos del alcohol, por ser sorprendido conduciendo después de habérsele retirado el carné de conducir, por negarse a someterse a las pruebas de drogas o de alcoholemia, etc… Si usted mismo se encuentra en cualquiera de estas situaciones, debe contar con el mejor asesoramiento legal.

 

Puede contar con nuestro asesoramiento, con Abogados Portaley, abogados que pueden ayudarle con sus necesidades legales. Cada delito posee su propia casuística y problemática, desde luego, pero nuestros profesionales tienen la capacitación y experiencia necesarias para afrontarlos con plenas garantías de éxito. Si desea puede tener más información en nuestra revista legal que se encuentra en http://portaley.com/2013/06/delitos-contra-la-seguridad-vial/

 

De todas formas, existen algunos extremos que usted debería conocer para tratar de evitar problemas:

 

  • Conducir bajo los efectos del alcohol puede llegar a constituir un delito aunque no se superen los límites de alcoholemia previstos por el Código Penal, siempre que la conducción se vea afectada por dicha circunstancia.
  • Usted no puede conducir si: ha perdido todos los puntos del carné, ha sido condenado a la pena de privación del derecho a conducir vehículos a motor o ciclomotores o nunca ha obtenido un permiso de conducir.
  • Tiene la obligación de someterse a las pruebas a las que sea requerido por un agente de la autoridad para comprobar si conduce bajo los efectos del alcohol y/o las drogas. Solamente en algunos casos y bajo especiales circunstancias podría negarse a su práctica (pero no es lo más común).

 

Al margen de lo anterior, existen otras conductas relacionadas con la conducción que tienen carácter delictivo, pero son comportamientos peligrosos que pocas personas acometen: conducción temeraria, alteración de las señales de la circulación, etc…

 

Como puede comprobar, no es tan difícil encontrarse inmerso en un procedimiento penal por alguno de estos delitos. Si ése es su caso, no lo dude, solicite ayuda a cualquiera de nuestros abogados. Estarán encantados de atenderle.

 

Si necesita asesoramiento legal relacionado con delitos contra la seguridad vial, no dude en contactar con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *