Delitos contra el honor. Injuria

Los llamados delitos contra el honor incluyen las injurias y las calumnias y se encuentran definidos, regulados y penados por la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal.

 

 

La injuria

 

La injuria es otro de los delitos contra el honor contemplado en el Código Penal español y queda definida por la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre como “la acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación”.

 

Las únicas injurias susceptibles de resultar constitutivas de delito son aquellas consideradas graves, en función de su naturales, circunstancias y consecuencias. Y cuando se trate de injurias que imputan hechos, solo serán tenidas por graves en caso de que se hayan producido “con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad”.

 

Por tanto, el delito de injurias resulta bastante subjetivo ya que su existencia, o no, atiende más al significado de las palabras y al cómo y cuándo se producen, que a la intención misma de quien las pronuncia.

 

El cuanto al castigo previsto para el delito de injurias, el Código Pena prevé una multa de tres a seis meses, que se eleva hasta una pena de seis a catorce meses si concurre el agravante de publicidad.

 

Al igual que en el caso de la calumnia, en caso de que el acusado haya recibido o se le haya prometido alguna recompensa por sus palabras, éste podrá ser inhabilitado para ejercer cualquier cargo, oficio o profesión de carácter público por un período comprendido entres seis meses y dos años.

 

Si el acusado puede demostrar la veracidad de las supuestas injurias, quedará exento de toda responsabilidad cuando estas hayan sido dirigidas contra funcionarios de la administración pública en el ejercicio de sus funciones sobre infracciones administrativas o faltas penales.

 

 

Abogados ayudan y solucionan

 

Qué puedes hacer si te consideras víctima de alguno de estos delitos y cómo desde Abogados Portaley podemos ayudarte

 

Si piensas que has sido ofendido por una calumnia o una injuria y quieres hacer valer tus derechos mediante el oportuno castigo a o los responsables así como obtener una compensación por la ofensa recibida, será necesario que presentes una querella criminal contra el presunto delincuente ya que estos delitos están considerados como delitos privados y por tanto, no son susceptibles de ser perseguidos a instancia de las autoridades.

 

En caso de que seas un funcionario público, autoridad o agente, bastará con presentar una denuncia.

 

Si lo deseas, Abogados PortaLey podrá presentar esta querella o denuncia, según corresponda, en tu nombre como tu representante legal.

 

Aún cuando hayas presentado querella o denuncia, debes saber que podrás perdonar al acusado, dejándole así libre de toda responsabilidad penal, si bien este perdón deberá producirse de forma expresa y siempre antes del inicia de la ejecución de la condena.

 

Además, el acusado podrá reconocer la falsedad de las injurias o calumnias vertidas y arrepentirse de lo que ha hecho, con lo que la pena recibida será menor.

 
¿Piensas que un comentario publicado sobre tu persona en Twitter o FaceBook ha podido dañar en algún modo tu imagen, reputación o tu honor? ¿Consideras que esa llamada recibida es una amenaza en toda regla y te sientes intimidado? Sea cual sea la situación en la que te encuentres. Abogados PortalLey está a tu plena disposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *